Buscamos a la tórtola europea por Salamanca, aunque la quieren matar

La tórtola europea utiliza estas perchas arbóreas para sus ronroneos y acicalados matinales

Javier Rico

Aver Aves no para en verano, sea de pajareo urbano por Dublín (Irlanda) y Madrid o de pajareo rural por la sierra de Béjar, en Salamanca. Aquí, entre huertos, bosques y pastos ganaderos, vimos a la bella tórtola europea, cada vez más difícil de dar con ella por el continuo descenso de sus poblaciones. A pesar de ello, en los mismos días se publicaba la autorización de su caza durante la media veda. Sí, un contrasentido paliado en parte por el continuo avistamiento de zorzales, chochines, escribanos, milanos, pinzones, oropéndolas…

El último número de la revista Quercus publica en portada una foto donde se aprecia aún más la belleza de la tórtola europea. En su interior, diversos artículos alertan sobre su continuo declive, en especial en áreas forestales, justo las que frecuentamos entre los municipios de Peñacaballera, principalmente, pero también de Puerto de Béjar y Montemayor del Río, todos enclavados en la salmantina sierra de Béjar, declarada reserva de la biosfera junto a la vecina sierra de Francia.

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife)  lleva tiempo alertando de la disminución de las poblaciones. Por eso nos entristeció aún más ver en La Gaceta, un periódico de Salamanca, cómo se anunciaba el arranque de la media veda en la provincia, ilustrándolo con la fotografía de otra bella tórtola europea. Según datos de la misma asociación, cada año se cazan entre 400.000 y 800.000 ejemplares.

Triste contraste: portada de Quercus anunciando el declive de la tórtola europea y artículo de La Gaceta anunciando el comienzo de su caza en media veda

Tras ir a los prados y los bosques de castaños y robles melojos de Peñacaballera donde solemos verla y no dar con ella, nos temíamos lo peor: que ese declive hubiera eliminado su presencia por estos lares. Primero su ronroneo y luego su posado sobre las ramas secas de un castaño nos abrieron los sentidos y el corazón de par en par en uno de los últimos pajareos rurales antes de volver a Madrid.

Como siempre, hubo más momentos dignos de destacar, como el encuentro con Domingo, un habitante de Puerto de Béjar, con el que compartimos al pie de lo que será la vía verde de La Plata una instructiva conversación sobre etno-ornitología. Salieron los nombres (vernáculos) de todo tipo de aves y su relación con el pueblo y la chiquillada, gamberradas incluidas sobre nidos y huevos. Gamberradas que eran pecata minuta ante lo que sufren ahora las aves con la despoblación rural, los agroquímicos y la caza.

Paisaje de la sierra de Béjar ideal para las aves: bosque de castaños y robles con sotobosque de retamas y zarzas

Sobre los nombres vernáculos ya habrá ocasión de hablar, aunque no me resisto dejar sin mencionar al chinchote (pìnzón vulgar), la ratina (chochín) y el trincacolas (lavandera blanca). A todas ellas las vimos estos días, y todas al lado (o dentro de) huertos, casas en los pueblos, puentes, cables o setos entre parcelas. ¡Qué bueno ver que algunos de estos setos conservan fragosos muretes de piedras llenos de musgos y zarzas!

Para instante también de excepción fue la nidada tardía del avión roquero bajo uno de esos puentes. Antes habíamos disfrutado ya de sus parientes, las golondrinas común y dáurica y el avión común. Un par de crías piaban impacientes en el nido demandando los continuos aportes de mosquitos y otros invertebrados por parte de sus progenitores.

Dos crías de avión roquero esperan la llegada de sus progenitores con comida

Hubo más momentos para destacar protagonizados por rabilargos, abejarucos, carboneros comunes, escribanos montesinos, totovías, zorzales charlos… pero os emplazamos a seguirnos en nuestro canal de Youtube, donde subiremos algunos vídeos de nuestro pajareo rural por la sierra de Béjar.

Y como conclusión, algo que se repite en todos, absolutamente todos nuestros pajareos: las escuelas rurales, de Salamanca o de Madrid, tienen tantos o más ingredientes ornitológicos a su alrededor que las urbanas para que su alumnado disfrute con Aver Aves del maravilloso mundo de las aves. Piensa que ya está cerquita septiembre para acompañarnos y comprobarlo.

Infórmate sobre nuestras rutas para colegios, institutos y ampas por parques y jardines de la Comunidad de Madrid.

Contacto: venteaveraves@gmail.com / 617 47 80 17

 

Acerca de Aver Aves

Enseñamos a niñ@s de coles e institutos de la Comunidad de Madrid a disfrutar con las aves y su entorno en zonas urbanas
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s