Un vencejo común, un chorlitejo chico y un pito real

 

Máxima expectación ante las evoluciones de un pito real en el parque de San Isidro

Javier Rico

No, no seguimos ahora como los chistes viejunos de un español, un inglés y un francés. Hablamos de los principales protagonistas de nuestras tres últimas rutas. Como en todas, absolutamente todas las salidas que organizamos, siempre aparecen una o varias especies que concentran la atención de manera especial. Con las familias del colegio Wisdom por zonas verdes de Chamartín fue el vencejo común, con una excursión dentro del proyecto Paraíso (IN)Habitado por el parque de San Isidro fue el pito real y con escolares del colegio María Inmaculada por Madrid Río fue el chorlitejo chico.

Como nos ha enseñado la experiencia desde la primera ruta que hicimos, la observación de aves en la ciudad por parte del 99 por ciento de las personas y personitas que se vienen con Aver Aves está llena de interés y sorpresas casi por cualquier especie que se identifique. Por muy común que consideremos al mirlo, la urraca o la paloma torcaz, poca gente se ha parado antes a escucharlas y observarlas detenidamente, ni en colores y formas ni en comportamiento.

Por eso resultó tan especial el momento del pito real en el paseo por el parque de San Isidro de Carabanchel con un grupo muy heterogéneo de personas, por edad, profesión, vecindad… Primero se le oye su risotada, luego se detectan sus primeros escarceos en algún tronco, a continuación baja al suelo a picotear en busca de comida y finalmente a volar con ese arriba y abajo tan característico.

El solar de la biblioteca Ana María Matute, un espacio muy productivo desde el punto de vista de las aves y las plantas para iniciar la ruta

Todo ello lo presenciamos con expectación junto al grupo reunido en torno a uno de los paseos del proyecto de intervención comunitaria Paraíso (IN)Habitado, que busca recuperar espacios y memorias de Carabanchel (culturales, históricas, de fauna y flora…) entre y para los vecinos y vecinas. Tuvimos la suerte de compaginar nuestros conocimientos sobre avifauna con los de Javier Grijalbo sobre flora y con los de José Luís Espejo en cuanto a registros sonoros de la naturaleza y la cultura.

Fue una mañana muy prolífica, con veintisiete especies más que acompañaron al pito real, desde rapaces como el milano real y el cernícalo vulgar (este con presa incluida en sus garras) hasta aves acuáticas como el ánade azulón, el ganso del Nilo o la gallineta común (hubo una ligera incursión por Madrid Río), pasando por esos “locos bajitos” ahora tan cantarines, como el verdecillo, el verderón, el colirrojo tizón o el carbonero común.

El chorlitejo chico, pero también los gansos del Nilo, suscitaron gran interés entre los escolares del colegio María Inmaculada

En Madrid Río de lleno nos metimos días después con cuarto de secundaria del colegio María Inmaculada. Aquí las sorpresas llegaron casi sin movernos del punto de partida, cerca del puente del Rey sobre el río Manzanares. Allí mismo les enseñamos a diferenciar a las palomas zurita, torcaz y doméstica. Las tres bajaron a beber a la orilla de una de las muchas isletas que forma ahora el cauce. El canto del ruiseñor bastardo y el ir y venir de lavanderas blancas animaron también el inicio del paseo.

El interés se mantuvo con las omnipresentes familias de gansos del Nilo, con una garza real encaramada a un cedro y, especialmente, con un chorlitejo chico. Llevábamos ya tres horas de recorrido y la concentración comenzaba a flojear, pero fue Pablo, un alumno, quien la levantó de repente señalando a “ese otro pequeño que hay en esa isleta no le hemos visto aún ¿no?” Efectivamente, era un chorlitejo chico, especie que veían por primera vez todos los escolares presentes.

El chorlitejo chico se ha convertido en uno de los habituales del renaturalizado río Manzanares

También se dieron cuenta por primera vez las familias del colegio Wisdom que al lado de su centro escolar eran capaces de reconocer hasta ocho especies diferentes de aves: palomas torcaz y doméstica, tórtola turca, cotorra argentina, verderón, gorrión común, mirlo común y vencejo común. Este último se llevó las mayores caras de sorpresa, sobre todo por su notable presencia y bullicio y esa máquina perfecta de vuelo que demuestran ser los machos, capaces de permanecer casi toda su vida en el aire.

Pero otras de las cosas interesantes que demostramos es que pudimos hacer todo el recorrido casi sin dejar de atravesar parques y otras zonas verdes, algunos muy escondidos, recónditos, con una vegetación exuberante. Así, comenzamos en el parque Gloria Fuertes, continuamos por el de Orlando Zapata Tamayo y concluimos en el de Berlín. Ah, y les recordamos que el nombre de su cole es el mismo de una de las aves vivas más longevas que se conocen, Wisdom, una hembra de albatros de Laysan que tiene 67 años.

En plena ciudad, sumergidos en un oasis de vegetación

Para cerrar, y aunque los recorridos con coles e institutos y sus ampas ya han concluido porque se acaba el curso escolar, deciros que seguimos pajareando con Aver Aves y todas aquellas personas que muestran interés por conocer a vecinos como el vencejo común, el chorlitejo chico o el pito real.

Infórmate sobre nuestras rutas para colegios, institutos y ampas por parques y jardines de la Comunidad de Madrid.

Contacto: venteaveraves@gmail.com / 617 47 80 17

Acerca de Aver Aves

Enseñamos a niñ@s de coles e institutos de la Comunidad de Madrid a disfrutar con las aves y su entorno en zonas urbanas
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Colegios e Institutos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s