Nuevo año, nuevos parques y más aulas en ellos

Herrerillo común en el parque Juan Carlos I (1)

Al herrerillo común le vimos muy activo tanto en el Monte de Boadilla como en el parque Juan Carlos I

Javier Rico

Tras el descanso vacacional de las fiestas navideñas regresan las aulas a los parques con Aver Aves. Y lo hacen, entre otras muchas, en dos zonas verdes urbanas y periurbanas que las visitamos por primera vez desde que en diciembre de 2012 comenzamos nuestra actividad con colegios, institutos y familias de toda la Comunidad de Madrid. Se trata de los parques en torno al arroyo de Los Pastores y del Monte de Boadilla, en Boadilla del Monte, y del parque Juan Carlos I, en el distrito de Barajas de la capital. Los parques Lineal de Manzanares (Villaverde), Las Cruces (Carabanchel-Latina) y Forestal de Entrevías (Puente de Vallecas) también inauguran entre enero y principios de febrero este 2022 de los tres patitos.  

Casi con toda seguridad, este 2022 de los tres patitos acabará para Aver Aves con visitas a una cifra de parques, desde que comenzamos en 2012 de los dos patitos, que comienza con un patito: 200. Antes de que acaba enero habremos llegado a los 191, 121 en la ciudad de Madrid y setenta en el resto de la provincia. Las dos nuevas zonas verdes a visitar de forma inminente son, por un lado, el conjunto de parques que hay en torno al acogotado arroyo de Los Pastores, además del Monte de Boadilla. Por otro lado queda el parque Juan Carlos I en la ciudad de Madrid.

En el primer caso responde al interés mostrado por el colegio público José Bergamín de Boadilla del Monte. Los escolares de este centro cuentan con un entorno que alecciona tanto sobre la biodiversidad del monte y bosque mediterráneo como sobre la transformación continúa que ha sufrido dentro de la gran masa de encinas que cubría el centro de la provincia de Madrid, y de la que queda el Monte del Pardo como mayor exponente. Carreteras y urbanizaciones, principalmente, son los principales artífices de esa transformación. 

Monte de Boadilla

El Monte de Boadilla ofrece bellos paisajes de bosque mediterráneo 

Nada más salir de las puertas del colegio tenemos un buen ejemplo: el cauce seco del arroyo de Los Pastores (subafluente del río Guadarrama), convertido en gran parte en un paseo ajardinado, y la casi desaparición del bosque de galería que lo acompañaba. Toca hablar de todo esto, pero sin perder ni un ápice de atención a los colirrojos tizones, petirrojos, mosquiteros comunes, estorninos negros, mirlos comunes y herrerillos comunes y capuchinos que se dejan ver a las puertas del colegio José Bergamín.

Poco después nos adentramos, con permiso de la autovía de circunvalación M-50, en el Monte de Boadilla. Precisamente esta carretera y una urbanización (Monte de las Encinas) y otra carretera que lo corta (M-516) impiden, entre otras razones, que esta valiosa porción de bosque mediterráneo se preserve y proteja adecuadamente, de hecho, no está incluido ni tan siquiera en el catálogo de montes de utilidad pública de la Comunidad de Madrid, donde sí aparecen, con el nº179, 323 hectáreas más cercanas al antiguo casco urbano de Boadilla. Realmente, según denuncian grupos ecologistas (estos desde 2007) y algunos partidos políticos, se deberían incluir casi seiscientas hectáreas más. 

xxxxxxxx

Desde la misma puerta del cole José Bergamín de Boadilla del Monte nos saludan los colirrojos tizones

Por algunas de las hectáreas de las que se deberían incluir caminaremos con alumnas y alumnos de quinto de primaria de CEIP José Bergamín, disfrutando del sotobosque de retamas, jaras y cornicabras y de imponentes ejemplares de pinos piñoneros que acompañan a las masas de encinas. Y, claro, siempre con el buen ambiente que crean pinzones y carboneros comunes, grandes bandos de palomas torcaces y esporádicos pitos reales y azores. Desde el cielo seguro que completan la escena vuelos majestuosos de milanos y buitres. 

El siguiente destino será el parque Juan Carlos I junto a familias de la FAPA Giner de los Ríos, federación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la Comunidad de Madrid. Lo visitaremos unos meses antes de que cumplan treinta años de su inauguración, que tuvo lugar el 7 de mayo de 1992. Aún no habíamos tenido oportunidad de montar actividades de Aver Aves en esta zona verde del distrito de Barajas. Es uno de los parques más grandes de la ciudad de Madrid y, aunque predominan los conjuntos arquitectónicos y escultóricos y los espacios de ocio (juegos infantiles, patinaje, paseos en bici, piragüismo…), su arbolado (incluido un antiguo olivar), matorrales, jardines y praderas deparan continuas sorpresas en forma de aves. 

PArque Juan Carlos I

El estanque del jardín de las Tres Culturas es un buen punto de observación de aves y de tranquilidad en el parque Juan Carlos I

Aparte del paisaje y la biodiversidad en sí del propio parque, la altura que gana en algunos de sus puntos permite que se tengan vistas de relieve del valle del río Jarama y de la sierra de Guadarrama, lo que acrecienta las posibilidades de observar, por ejemplo, aves rapaces en vuelo. Con los sentidos puestos en el interior del parque, y siempre intentando huir de los lugares más concurridos y hormigonados, habrá oportunidad de disfrutar con todo tipo de pequeñas aves, desde gorriones a carboneros, pasando por lúganos, mosquiteros, currucas y lavanderas.

La gran variedad de especies de árboles y, con ello, de brotes, frutos e invertebrados asociados, favorece la presencia de esta diversidad de la avifauna. Hablamos, entre otros, de abedules, fresnos, cipreses, abetos, álamos, pinos, arces, palmeras, acacias, tilos, olivos y granados; sin olvidar a los importantes setos de cotoneaster, enebros rastreros, fotinias, adelfas y agracejos, tan importantes como lugares de refugio, alimentación y cría. Es fácil ver a los mirlos comunes y los petirrojos correr a esconderse en estos últimos en momentos de mucha algarabía en el parque. 

Urracas en el parque Juan Carlos I (4)

Urracas sobre la copa de los álamos blancos ahora deshojados del parque Juan Carlos I

Terminamos recordando que, aparte del Monte de Boadilla y el parque Juan Carlos I, durante este mes de enero también recorremos el parque Lineal del Manzanares con el colegio El Greco de Villaverde, el Forestal de Entrevías con más familias de la FAPA Giner de los Ríos y el Eugenia de Montijo (Carabanchel) y Las Cruces (Carabanchel y Latina) con familias de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA). Sin duda, un buen elenco de zonas verdes donde practicar safari urbano y abrir aulas en los parques en este comienzo del año de los tres patitos: 2022. 

Infórmate sobre nuestras rutas para colegios, institutos y ampas por parques y jardines de la Comunidad de Madrid.

¡No esperes más y vente con Aver Aves!

Aver Aves

Contacto: venteaveraves@gmail.com / 617 47 80 17

   

Acerca de Aver Aves

Enseñamos a niñ@s de coles e institutos de la Comunidad de Madrid a disfrutar con las aves y su entorno en zonas urbanas
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Colegios e Institutos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s