Y un azor sobrevoló nuestras cabezas

No llevamos más de un mes de rutas en este 2022/2023 y ya tenemos las primeras sorpresas de la temporada, incluido un bimbo para las rutas con escolares por la ciudad de Madrid. Para quienes no sepáis qué significa eso de bimbo, es un término que se utiliza mucho en el mundo de la observación de aves para definir a una especie que se identifica por primera vez, que nunca la habías oído o visto antes. Bueno, pues en la lista de 144 especies identificadas desde que comenzamos la andadura de Aver Aves, y en concreto entre las 122 de la ciudad de Madrid, nunca habíamos visto ni oído hasta ahora a un azor. Una manera muy chula de comenzar la apertura de aulas en los parques en el curso 2022/2023. 

Esta foto de Luís Merino muestra un primer plano de la cabeza de un azor, la última especie que se ha unido a la lista de aves vistas en la ciudad de Madrid desde que organizamos las rutas de Aver Aves

Todo ocurrió en el parque Lineal del Manzanares, una de las zonas verdes urbanas más fructíferas en cuanto a observación de aves. Y bien lo saben los grupos de familias y los escolares que se han venido con Aver Aves. Acabábamos de disfrutar a fondo, junto a escolares de quinto de primaria del colegio Nuestra Señora de Fátima de Usera, con un pico picapinos que estuvo un buen rato picoteando en lo alto de un álamo blanco. A pesar de que formábamos un grupo de 26 personas a pie del árbol, enfocando los prismáticos hacia este pájaro carpintero, debían prevalecer las ganas de comer que la huida ante nuestra presencia, porque estuvimos con él más de cinco minutos.

Paramos para tomar algo de desayuno/almuerzo con los mismos escolares en uno de los puentes sobre el río Manzanares, y cuando recogíamos las cosas para emprender la marcha, el vuelo de una rapaz nos sorprende muy arriba, con planeos y aleteos constantes. Por lo poco habitual de su presencia en áreas urbanas, nos costó identificarle a la primera y no confundirle con un gavilán. Luego lo tuvimos claro: estábamos ante un azor común, con alas bien anchas y redondeadas y cola larga. 

Poco después de este momento en la ruta por parques de Carabanchel vimos en ese cielo un águila real

El azor común se une así a las once especies de aves de presa diurnas que ya habíamos identificado con Aver Aves en la ciudad de Madrid, a saber: milano negro, milano real, buitre negro, buitre leonado, busardo ratonero, culebrera europea, águila real, aguililla calzada, gavilán, cernícalo vulgar y halcón peregrino. Curiosamente, el azor fue la última especie nueva que anotamos en el recorrido con el colegio referido, y justo el día anterior, en otra ruta con un grupo de personas vinculadas a diferentes colectivos de Carabanchel, como el Nodo de Consumo o el centro social EKO, la última especie que anotamos fue un águila real en vuelo muy alto sobre el parque de Las Cruces.

Como veis, dos especies que para nada tienen a la ciudad como hábitat, pero que sin embargo pasan por encima de nuestras cabezas –la mayoría de las veces sin darnos cuenta– en busca de lugares más idóneos donde, sobre todo, cazar. Ese mantener las cabezas altas y proyectadas hacia el cielo seguro que tiene además en estas fechas un premio especial con el paso de grullas desde el norte de Europa y de España hacia las dehesas de Extremadura y Andalucía. Si las veis, no dejéis de reseñarlo con la etiqueta #AlCielodeMadrid que impulsa la cuenta de Twitter de Takatarabica.

Mucha ilusión, volver a Getafe y comenzar una ruta con el CEIP Sagrado Corazón con este mural de fondo

Por supuesto, en estas primeras rutas con escolares y familias no han faltado a su cita gorriones comunes –qué bonito reencontrarnos con el cole Sagrado Corazón de Getafe y el monumental mural del gorrión común de Sekone–, mirlos comunes, petirrojos, urracas, cotorras argentinas y de Kramer, estorninos negros, palomas domésticas y torcaces y tórtolas turcas. Tampoco muchas otras que suelen pasar desapercibidas para la gran mayoría de personas que pasean por zonas verdes urbanas, pero que nuestros escolares tienen la suerte de conocer de la mano de Aver Aves, como gorriones molineros, carboneros y herrerillos comunes, mitos, currucas cabecinegras, lavanderas blancas y cascadeñas o el pico picapinos señalado y su “primo”, el pito real ibérico.

Como no han faltado estanques y el río Manzanares, también hemos apuntado ya ánade azulón, gallineta común, garceta común, garza real, cormorán grande y gaviotas reidora y sombría. También ha llamado mucho la atención de los grupos la presencia del papamoscas cerrojillo, sobre todo cuando les contamos que muy probablemente se trata de ejemplares en migración desde el centro o el norte de Europa que hacen una parada en los parques de sus barrios para comer, coger fuerza y continuar su periplo migratorio hacia África.

Tras pasar por varios parques de Getafe y de los distritos madrileños de Usera, Carabanchel y Salamanca, mañana mismo emprenderemos una serie de siete rutas por los del distrito que más hemos visitado: Villaverde. Escolares de un cole que hacía tiempo que no repetíamos salidas con ellos, el CEIP Cristóbal Colón, y de uno asiduo curso a curso a nuestras aulas en los parques, el CEIP Juan de la Cierva, nos esperan para mostrarles muchas de las vecinas aladas mencionadas y quién sabe si alguna más, incluidas sorpresas como las del azor y el águila real.

Infórmate sobre nuestras rutas para colegios, institutos y ampas por parques y jardines de la Comunidad de Madrid

0 Me gusta

¿Quieres compartirlo en Redes Sociales?

Facebook
Twitter
WhatsApp

Recibe las noticias de Aver Aves, apúntate a nuestro boletín